La Iglesia y las Ermitas de Alboraya



La Iglesia de Alboraya

No podríamos hablar de las Ermitas construidas en tierras de Alboraya sin antes recordar su Templo Parroquial, la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, cuyos orígenes se remontan a tiempos de la Conquista del Reino de Valencia por Jaime I. Es de sobra conocida la costumbre de este rey de dedicar a la Asunción de la Virgen las mezquitas árabes.

Rótulo de cerámica en Templo ParroquialSe desconoce la fecha exacta de la construcción del templo y aunque en una de sus puertas se lee la fecha de 1731, esa fecha corresponde a alguna restauración posterior, ya que en 1240, sólo dos años después de la conquista de Valencia, ya aparece en los archivos de la Catedral. Cuando Jaime I tomó Valencia en el año 1238 ya existía Alboraya como un poblado definido y seguramente habría algún templo mahometano al amparo de la tierra que el Rey de Aragón, siguiendo como ya se ha mencionado su propia costumbre, consagraría a la Asunción de la Virgen. Se puede afirmar que la Parroquia de Alboraya ocupaba una gran zona que hoy comprenden los pueblos de Tavernes, Almassera y Meliana, a parte de la propia Alboraya.

Plaza e Iglesia Parroquial de Alboraya

La Iglesia de Aboraya es del recargado estilo barroco. Durante la Guerra Civil Española fue saqueada y desmantelada, destruyéndose todos los altares que eran de madera labrada, aunque pudieron salvarse algunas imágenes seculares (algunas de ellas guardadas delosamente con los feligreses, incluso entre paredes de sus casas), pero se perdió el tesoro y se destruyó por completo el órgano. En 1948, año del sexto centenario del Milagro, se inauguraron las obras de ampliación.

Son dignas de atención las imágenes de San Cristóbal, del Cristo de la Providencia (donado por el Beato Juan de Ribera), el Arqueta del Milagro y su caliz (éste último ya desaparecido) donados por la señora Doña Teresa Gil de Vidaure (fundadora del Monaterio de la Zaidía y tercera esposa de Jaime I), la Purísima Concepción y la Virgen del Rosario.La Capilla de la Comunión tiene dos lienzos del pintor Peris Aragó, hijo de Alboraya. También cabe destacar la capilla del "Miracle dels Peixets" y la pila bautismal, así como el altar mayor que merece una especial atención por su modernismo y que tiene una imagen de la Asunción de la Virgen muy sencilla, pero que conforma un conjunto armonioso


Iglesia de la Asunción de Ntra. Señora

Puerta lateral - Iglesia Alboraya

Hoy esta comunidad religiosa, al igual que toda la Iglesia Católica, se inspira en el Concilio Vaticano II, afrontando un constante trabajo de renovación para responder a las exigencias que el mundo plantea a los creyentes.


Las Campanas de la Iglesia de Alboraya

Datos en el "Inventario General de Campanas".
Base de datos del servidor de la Conselleria de Cultura i Educació de la Generalitat Valenciana.


© Gremi de Campaners Valencians
Página web del Gremi de Campaners Valencians: